SOY Júlia Martí

Psicóloga General Sanitaria y psicoterapeuta sistémica especializada en autoexigencia y gestión emocional.

Durante mucho tiempo no entendí que es lo que me pasaba. Sentía una mezcla de tristeza, vacío y ansiedad. Me sentía atormentada y no sabía qué hacer para, simplemente, sentirme bien.
Estaba en lucha conmigo misma y con el mundo. Me autoexigía mucho y me castigaba a mí misma cuando las cosas no salían como yo quería.

Y lo peor de todo, es que eso era a menudo

Estudié la carrera de psicología y luego decidí presentarme al PIR (una especie de oposiciones de psicología). Era un gran reto porque muy pocas personas conseguían plaza, pero yo quise intentarlo. Estuve estudiando jornadas incansables durante 4 años, el tercer año me quedé a dos plazas y eso me dio fuerzas para intentarlo un año más, pero tampoco fue el mío.

Entendí el mensaje, ese no era mi camino.

Pero esa experiencia no fue en vano y gracias a ella y a mi bagaje aprendí todo lo que sé sobre gestión emocional, autoexigencia y perfeccionismo y a partir de este momento me dedico a acompañar a personas que están hartas de autoflagelarse, que están cansadas de tener un diálogo crítico consigo mismas y que sientes desbordadas por sus emociones.

Hace un tiempo la maternidad llegó a mi vida y como un tsunami lo revolvió todo. Ahora con el mar más en calma siento que he conectado con una parte de mi más humana, que me he permitido sentir, estar y disfrutar como nunca.

Actualmente me dedico a acompañar a personas a nivel terapéutico, les doy la mano en su proceso de autoconocimiento y les ayudo a mirar hacia dentro para hacerse las preguntas adecuadas o encontrar las respuestas que necesitan.

Experiencia académica

Elemento gráfico

Te cuento un poco más de mí...

Ahora soy una mujer que sabe encontrar el equilibrio entre la autoexigencia y el autocuidado. He aprendido a ser amable conmigo y me he convertido en mi mejor apoyo. Después de todo este camino he vuelto encontrarle sentido a la vida. Pero antes era una mujer que:
He creado la psicoterapia que a mí me hubiera gustado recibir. Con todas las herramientas y aprendizajes que me ayudaron a conectar conmigo misma de una forma amable y honesta.